La basílica paleocristiana d’Es Cap des Port fue descubierta en 1958. Una vez realizadas las excavaciones arqueológicas se pudieron documentar los restos arquitectónicos del recinto de culto y un conjunto de habitaciones situadas al SE de este recinto. La basílica se estructura arquitectónicamente a partir de una nave central (1) orientada al este, en cuyo alrededor encontramos adosadas varias estancias que con el tiempo han padecido cambios estructurales, como reformas o ampliación de su espacio.

La característica más singular del edificio es la gran articulación de su espacio interno. A traves del estudio del material cerámico sabemos que la datación fundacional de la basílica es de finales del siglo V d. C. / inicios del siglo VI d. C., perdurando su funcionamiento a lo largo del siglo VII d. C.

Las excavaciones arqueológicas realizadas en 1959 y en el decenio 1975-1985 pusieron al descubierto una cripta (2) , en forma de cruz griega, situada en el espacio que ocupa el ábside.

 

En el lado oeste de la cripta se conservan los restos de unas escaleras (3) que comunicaban la nave central con el santuario y el coro (4). El coro se encontraría en un nivel superior, cubierto con bóveda, y se encontró derrumbado en el interior de la nave, cubriendo todo el espacio entre la puerta de acceso a la basílica y el extremo oeste de la nave.
El baptisterio (5) está situado en el extremo NE del edificio: la habitación estaba pavimentada con opus signinum, el antiguo cemento romano y se encontró la piscina (6) en forma de estrella de cuatro puntas.

Excepcionalmente, las excavaciones depararon el hallazgo de pinturas murales, con la existencia de numerosos grafitos en lengua griega y latina. En el interior del recinto también se localizaron cinco cámaras funerarias.

 



Ir al la Basilica Paleocristiana ahora

(abrir mapa navegación gps)

leyendas

Santuario “Mare de deu del Toro” • Puerto de Sanitja • Faro de CavalleríaBasilica Paleocristiana

Deja un comentario

Comentarios